miércoles, 4 de febrero de 2015

Mitos vs. Realidad de la Lactancia Materna

Wow!!! La que diga que esto no le ha sucedido que levante la mano....
Todas estamos expuestas a comentarios, quizá, sin mala intención, pero que a veces incomodan...y mucho!



En mi caso, al iniciar la lactancia con Avril, me decían cosas muy extrañas sobre cómo funciona la lactancia materna, y el cuerpo en general, cosas que en realidad, me parecían fueran de lugar o hasta en algunos casos desatinados.
Es evidente que todo lo que toma la madre puede influir sobre la composición del pecho. Pero la forma en que lo hace no es tan inmediata ni tan indiscriminada.
Se dice muchas cosas sobre alimentos o conductas de la madre que pueden generar problemas en la lactancia.
Los más frecuentes que suelen comentarme son:

No bebas agua dando el pecho

A lo que se refiere el aviso no es evidentemente a que no se beba mientras dure la lactancia materna, sino a no hacerlo mientras el bebé está mamando.
Y el motivo que suele darse es que si se hace aguará la leche materna haciendo que el bebé no se alimente suficientemente.
Pues no.
Cuando la madre bebe líquido, pasa a su estómago y después a su intestino. Es al final del intestino donde se produce la máxima absorción de líquido, en el colon. Desde que se bebe hasta que se absorbe pasa un buen rato. Y esa absorción es gradual.
Pero es que además la leche materna la produce la glándula mamaria con más o menos cantidad de agua en función de otros muchos factores que nada tiene que ver con lo que se esté absorbiendo en el intestino. Salvo condiciones de deshidratación importante, la leche tiene una composición estable de agua.
Así que no te preocupes, si tienes sed mientras tu hijo está mamando, bebe agua sin problema.

No comas cosas que den gases dando el pecho o el bebé tendrá gases

La razón por la que las legumbres producen gases es la fermentación que sufren en el intestino. La razón por la que lo hacen las bebidas gaseosas es porque contienen directamente gas en la bebida.
No hay manera posible por la que esas burbujas pasen a través de la sangre de la madre hasta el pecho y aparezcan en la leche materna.
Así que puedes comer legumbres y beber gaseosa con la única preocupación del dolor por gases que pueda provocarte a ti. Pero de ningún modo eso producirá gases al bebé. Las causas de los gases en un bebé nada tienen que ver con eso.

No tomes el “alimento x” dando el pecho porque el bebé rechazará tu pecho


Hay alimentos que pueden cambiar el sabor de la leche materna. Del mismo modo que pueden cambiar el olor de la orina. El ejemplo más conocido son los espárragos.
Pero de ahí a que eso genere un rechazo de la leche materna por parte del niño hay un abismo. Las madres tienen que tener una dieta variada. Muchos de los alimentos que tomen pueden afectar a la composición de la leche, e incluso a su sabor, porqué no. Pero no conozco casos de niños que por eso dejen de tomar el pecho.

No tomes cosas heladas que tu bebé se resfriara


Claro que no! nuestro cuerpo es tan perfecto, que la leche que brota de nuestros senos, sale a la temperatura perfecta para nuestros bebés.

Si te bañas o Lavas a mano, debes extraer la leche antes de amamantar a tu bebé


Totalmente falso, a lo mucho el bebé podrá rechazar el pecho recién lavado, pero una vez que lo pruebe todo volverá a la normalidad.

Estos ejemplos que podrían completarse con muchos más son una muestra de las muchas cosas que se dice a las madres y que no sirven más que para generarles inseguridad y estar constantemente agobiadas por detalles absurdos.

Si tienes sed bebe agua, en la comida procura tener una dieta variada y ya se encargará el pecho de fabricar el mejor alimento para tu hijo. Yo doy de lactar a libre demanda y TU?


Besos!!

Roxana


http://www.mipediatraonline.com/pekemitos-dando-el-pecho/


RECETARIO AVENA QUAKER

Estuvimos en un taller súper lindo preparado por @Quaker Perú  en las instalaciones de @Urban Kitchen  las recetas son super nutritivas y...